Capitulo 2 - Destino

dijous, 14 de maig de 2009 a 15:10

No me dio casi tiempo a reaccionar cuando un brazo el cual media dos o tres como el mío de grosor paso justo por el lado derecho de mi cara y dejó cinco monedas de plata encima de la barra y dijo gritando a la posadera:

- Oye tu, la camarera morena de ahí, hazme el favor de ponerme una jarra de tu mejor licor, hoy tengo ganas de celebrar mi triunfo hermosa!!!-

Realmente la camarera tenía una belleza cautivadora: Un cuerpo de lo mas exuberante, labios carnosos, pelo negro azabache largo y desde luego no le faltaban curvas, cualquier hombre podría quedarse enamorado de ella ipso facto. En cuanto le sirvió el licor se dirigió a una mesa que había al fondo del local, éste estaba dispuesto de tal manera que desde la barra se pudiese controlar todas las mesas asi que el dueño tenía una vista privilegiada de su local.

El hombre que tenía a mi lado aún estaba con los ojos como platos cuando, por fin, se decidió a abrir su boca:

- A-a-acaso no sabías quién era ese hombre pobre desgraciado? Es el miembro mas popular del grupo con mas prestigio en la ciudad, su nombre es Aille el cangrejo de acero, se dice que puede partir un tanque con sólo dos dedos sin hacerse un solo rasguño, si no quieres problemas deberías alejarte de él.
- Ah tranquilo no busco problemas -dijo Banth- sólo buscaba información sobre los grupos y veo que puedes ayudarme, estoy buscando a un tipo llamado Eder, dicen que tiene algo realmente sorprendente en su grupo que escapa al entendimiento del ser humano.
- No-no...no se nada! absolutamente nada!!! déjame en paz!!!

Vi que el hombre se levantó de repente del sitio y salió corriendo hacia la calle y la gente se quedó mirándome fijamente, extrañada, pero al cabo de unos segundos todos volvieron a sus quehaceres. La camarera que le había servido el licor al sujeto llamado Aille vino hacia mi y me sirvió una jarra de cerveza, debajo de la jarra había un papel con números y letras, algo que parecía un código, y me susurró que fuera a una tienda llamada " El Taciturno" e inmediatamente después de cobrarme siguió con su tarea.

No tardé en irme de allí, cuando me levanté y cogí mis cosas, Aille y unos cuantos hombres que estaban con él sentados en la mesa se quedaron mirándome fijamente mientras dejaba el local, de repente sentí como algo se aproximaba por mi espalda, me dio tiempo a girarme y el susodicho proyectil fue a parar a mi mano, era una cajetilla de cigarros, de repente, uno de ellos me advirtió (o mas bien amenazó) y me dijo que tuviese mucho cuidado por dónde pisaba.

Así pues, una vez mas y con el equipaje a cuestas me ponía rumbo a descubrir algo mas sobre estos grupos y dar un paso mas hacia mi verdadero destino...

--------



Bueno aqui esta la segunda entrega, esta vez algo tardía gracias a unos problemillas que tuve con el ordenador.
En fin, solo añadir que la figura de la posadera esta inspirada en cierta persona que de alguna manera reimpulsó mi afición a escribir, y que hace años que nos conocemos (ella sabrá quién es, espero XDDD)

3 comentaris

  1. Neoand Says:

    OMG, esa ortografía tío, hay que pasar por un corrector las entradas >_<
    Por cierto, sigues repitiendo muchas palabras eh? XDDD

  2. Anònim Says:

    weeee!! ya puedo comentaaaar

    Si es cierto que la historia parece q vaya deprisa, pero yo creo que esta bien así, que no te andes con rodeos como Tolkien. Yo creo que le da un punto de relevancia a todos los detalles eso de no irse por las ramas. A mi al menos me gusta como escribes.
    ¿Quien es la posadera?? La conec?? =)))??jeje

    Un bso marío

  3. K.O Says:

    Asi me gusta nii-san! q vayas actualizando y escribas a menudo!! (con o sin problemas en el ordenador) q me gusta como esta yendo la historia. Sabes q me encanta leer y escribir y me alegro de poder seguir leyendo cosas tuyas *-*

    PD: Eso de la posadera..... interesante xDDD

Publica un comentari a l'entrada